25 sept. 2008

Reseñas: Mustang Sally (2006)

Titulo original: Mustang Sally´s horror house
País: EEUU
Duración: 81 min.
Año: 2006
Director: Iren Koster
Guión: Iren Koster
Intérpretes: Elizabeth Daily, Lindsay Labrum, Mark Parrish, Tina McDowelle, All Santos
Productor: Iren Koster
Música: Iren Koster
Fotografía: Aldo Antonelli



Iren Koster nos trae esta película de bajísimo presupuesto y poca profesionalidad (en el mejor sentido de la palabra) que cuenta la historia de un grupo de chavales que deciden ir a un burdel cerca de su pueblo del que han odio maravillas con erótico y sangrante resultado.
Todo comienza con uno de ellos en la cama de un hospital mientras esta observando unas fotografías de sus amigos y recuerda la masacre que sucedió allí. La película da un salto en el tiempo y nos lleva un día atrás para presentarnos a los chicos y explicarnos el porque llegan allí.

Lo primero que llama la atención es que no cae demasiado en los personajes tópicos y sobre todo que los diálogos están bastante bien y suenan realistas vemos como cada chico tiene sus inquietudes y deseos dentro de que cada uno quiere escapar de ese pequeño pueblo. Un día mientras están desayunando entran en la cafetería unos moteros que no paran de hablar de una casa de prostitutas donde lo han pasado de miedo y los chicos les pica la curiosidad (y otra cosa) y deciden juntar dinero esa misma mañana e ir allí a disfrutar.

La película entretiene lo suyo y te tiene atrapado sin caer en los excesos como suele suceder en estos productos aquí hay humor, chistes guarros, etc, pero de manera bastante real. Y vemos como llegan a la casa de una tal Mustang Sally que les ira presentando a la chicas a las que se van a follar cada una con un rol sexual distinto que encaja con cada chico.

Vemos como todo tiene un aire enfermizo y raro y solo cuando comienza la “cita” de cada uno con su “respectiva” es cuando se hace un poco repetitiva, no se si es porque el director quería mostrar chicha o era para rellenar y llegar al metraje medio de un largo. Pero cuando empiezan los asesinatos y vemos como la trama se va resolviendo y descubrimos el porque quieren asesinarlos volvemos a engancharnos a la película.

Las actuaciones son sorprendentemente dignas, menos la de la tal Mustang Sally que no es que sobreactué o lo haga mal (que también) es que es rara de cojones parece que esta puesta asta el culo y no se tiene en pie, en serio, es difícil de ver su interpretación. Y bueno cuando comienzan los asesinatos es cuando vemos como el dinero con el que contaban se lo debieron gastar en una buena cámara porque lo demás es de lo mas amateur, vemos fallos de racord, en especia una secuencia cuando a un chico en cada cambio de plano vemos como su camiseta pasa de estar rajada y verse su “herida” a verse la camiseta intacta y sin rastro de sangre.

Y es que aquí no gastan ni para maquillaje, las heridas son manchas de “tomate”, uno de los chicos se defiende a base de pedradas que se notan lo falsas que son y es que bueno todos esto la hace tener (para mi) un encanto especial. Y es que me parece incomprensible como el tipo este a conseguido distribución para su película y lo todavía mas raro como a llegado a nuestro país doblada. Una película cutre pero honesta. La cual esta siendo aplastada salvajemente por la gente en Internet. los mismos que encumbran otras bazofias de baja estopa y mucho presupuesto en comparación con Mustang Sally, resumido que cuentan con todo tipo de facilidades y luego facturan productos sin alma. Mustang Sally no será buena pero es una película simpática.


PD: la sinopsis que e leído de la película en algunos sitios de Internet hace spoiler de media película…

21 sept. 2008

Reseñas: Oh My God (2008)

Titulo original: Oh My God
País: España
Duración: 9 min.
Año: 2008
Director: Luís Calderón
Guión: Luís Calderón
Intérpretes: Darío Díaz, Óscar Lara, Tomás Rojas, Joserra Roldan, Luis Calderon, Francisco Javier Tejero
Producción: Basincityfilms



El señor Luís Calderón, al que algunos ya conoceréis de su blog La Octava Colina, nos sirvió ayer viernes el estreno de su corto Oh My God y a petición suya ( y con todo el gusto del mundo) me dispongo a comentar su trabajo.
Lo primero que quiero destacar de Oh My God es el carácter amateur, underground o como prefiráis llamarlo (en el mejor sentido de la palabra). Y es que Luís, al igual que otros muchos, demuestran que no hace falta presupuesto, ni medios, ni profesionalidad para hacer cosas con calidad. Solo es necesario una videocámara unos colegas y una historia que contar.

Lo que nos cuenta su corto es los diálogos de un grupo de amigos a través de flashes de cada una de las conversaciones que giran en torno a dios y su existencia. Los diálogos están muy bien trabajados, algo imprescindible para este tipo de historias que son llevadas a base conversaciones, estas abarcan casi todo los temas que suelen hablarse es lo referente a dios o la vida mas allá de la muerte, cosas como ¿porque dios permite esta mierda de mundo? ¿dios es omnisciente? ¿nuestro dios es el verdadero dios? Por poner algunos ejemplos. En cuanto a las actuaciones me a sorprendido que algunos de ellos lo hacen realmente bien y esto es difícil cuando ruedas con amigos que a veces por muy buena intención que tengan… Y todo esto aderezado con toques de humor como el que se marca el estupendo final. ¿Algo malo del corto? no vaya a ser que penséis que todo esto lo digo por amiguismo, cosa imposible ya que no tengo amistad con ninguno de ellos, pues lo único de lo que peca es de algo de excesivo metraje que puede cansar al llevar muchos minutos de conversaciones pero esta sensación se diluye al ver el final que de seguro que os arrancara una sonrisa.

Ahora juzgar por vosotros mismos:



Creo que Luís Calderón ya a grabado algún corto antes que Oh My God y espero que algún día nos los deje ver.

19 sept. 2008

Reseñas: ¿Estamos muertos o qué?


Titulo original:
Dead Heat
País: EEUU
Duración: 86 min.
Año: 1988
Director: Mark Goldblatt
Guión: Terry Black
Intérpretes: Clare Kirkconnell, Keye Luke, Treat Williams, Vincent Price, Joe Piscopo
Productor: Michael Meltzer
Música: Ernest Troost
Fotografía: Robert Yeoman



Mezclamos arma letal, con zombies y una pizca de ciencia ficción, lo mezclamos con humor y diálogos absurdos y casposos y el resultado es esta simpática y divertida serie-b.
Dos policías investigan una oleada de crímenes que amenaza la ciudad y descubren que los atracadores son una especie de zombies, por el camino uno de ellos será convertido en no-muerto y decidirá vengarse.

La verdad que de zombies como lo entendemos hoy en día tienen poco, mas bien son gente que después de muerta son devueltos a la vida a través de una maquina, aunque tampoco explican mucho o mas bien es un poco incoherente, bueno como toda la película que no es que resalte por su calidad. Los resucitados o zombies no necesitan alimentarse de carne ni se han quedados sin mente en el camino son igual que cuando vivían pero no pueden morir, bueno si, a las 24 horas mas o menos su cuerpo empieza a descomponerse. Los efectos están bastante logrados, no en la zombificación pero si en las heridas y sobre todo en una de las mejores escenas de la película que es cuando entran en una especie de cocina de un restaurante con matadero incluido.

Como decía no es un derroche de calidad pero si que sus fallos en especial las actuaciones de los protagonistas la hacen mas divertida casposa y adorable. El único buen actor podríamos decir que es el pequeño papel que hace Vicent Price. La película comienza al mas puro estilo de cine de acción made in Arma Letal para ir desinflándose en la trama central donde se va descubriendo ciertos misterios, la cual puede hacerse un poco pesada a pesar de ir descubriendo mas cosas de la historia. Eso si, cuando llegamos al tramo final se vuelve de lo mas potente con una escenas de acción a punta de metralleta. Y si a todo esto le sumamos unos diálogos y situaciones bien locas nos queda una película para disfrutar entre colegas para echarse unas risas. Para muestra de diálogos el que tienen los dos protagonistas: si pudieras reencarnarte, ¿en que lo harías? En un magnate, en un científico, un jefe de estado… y le contesta el compañero: me reencarnaría en un sillín de bici para chicas jajajaja.

La pareja protagonista no son grandes actores pero cumplen su cometido a las mil maravillas y a pesar de que Joe Picsopo es mas bien nefasto es ideal para su papel de poli macarra y guasón conjuntando muy bien con Treat Williams (Deep Rising) en el papel de poli mas sereno y que tiene que aguantar y controlar a su salvaje compañero. La historia es muy original y a pesar de sus defectos debido a una mala dirección tenemos una de esas comedias de terror burras tan habituales en los 80 (1).


(1) - En mas de una ocasión me puede recordar a la magnifica y ultra divertida Golpe en la pequeña China, es mas, esta podría verse como el hermano feo de aquella gran obra de Carpenter.

11 sept. 2008

Videoamistad 2 - Bonganza

Ya estoy de vuelta después de un pequeño tiempo sin tocar el blog, ¿cansado? Puede ser, pero sobre todo liado en diferentes cosas, pero he vuelto con renovadas ganas y para contaros lo que a sido el inicio del “rodaje” de mi segundo corto.

El lunes después de apenas haber dormido y de haber pasado un fin de semana muy cansado me desperté con muchas cosas que preparar para rodar el corto eso me lleno de nervios viendo como la hora se acercaba y no me daba tiempo ha hacer nada. Opte por llamar a los implicados para quedar mas tarde, cosa que me aliviaba un poco de los nervios y me daba tiempo para preparar las cosas pero a la vez reducida el tiempo que tenia de horas de sol para poder grabar todo.

Cuando llegamos por fin al lugar (un pequeño pueblo de Toledo) me encontré con mas problemas que me obligo a cambiar alguna parte de la historia y cambiar ciertas situaciones, lo cual termino por enfurecerme y que me entrara la mayor desgana a la hora de ponerme a trabajar, si no fuera porque movilice a amigo/as para que actuaran habría mandado a la mierda ese día el corto aunque en esto también cuenta Paco que es como mi otra mitad, es decir que la dirección, guión o ideas van siempre a medias, así que me toco joderme y tirar para adelante.

Menos mal que no fue así, ya que al dar al rec en la videocámara comenzó la magia. No, no os confundáis no me refiero a la magia nuestra como realizadores ya que seguramente sea nula pero si a la magia de unos amigos disfrutando de hacer lo que mas les gusta. Como bien resume Víctor Olid (ya que es uno de los actores) en su blog Aceite de ricino fueron 6 horas duras pero nos lo pasamos como enanos.

Bonganza, que es como se titulara este corto, continua lo que ya llamamos la trilogía de Landon. Comienza justo donde lo dejo el anterior corto con una historia de venganza, traición y amor llevado al salvaje oeste (sin saltos temporales) cosa que nos a permitido el bonito pueblo de Toledo. Bueno eso era la idea original ya que como dije antes hemos tenido que cambiar cosas según la marcha. Pero lo que esta claro es que es un sincero homenaje al cine de Sergio Leone. Y e salido tan contento y me a sabido a tan poco rodar solo este corto con esa ambientación que Paco y yo no descartamos para nada volver a grabar dentro de un tiempo otro corto al mas puro estilo Spaguetti Western ambientado en la época con vestuario apropiado y todo ese tipo de cosas eso si, siempre sin gastarnos un duro pero con mucha imaginación.

Ahora nos queda volver otro día y grabar unas pocas escenas que no pudimos grabar debido a que anocheció y grabar lo que será el inicio de la historia aquí en Madrid para después rodar ya la ultima parte de esta trilogía que de momento tiene el titulo de Las Praderas Tienen Ojos y cambiar el registro de western hacia el de terror y así culminar este “homenaje” a esas tres series tan míticas de Michael Landon.

Desde aquí dar las gracias otra vez a todos los que nos han echado una mano el lunes por aguantar esas 6 horazas grabando en medio de la nada sin rechistar y en especial a Víctor por echarnos una mano enfundando la videocámara en las partes en las que paco y yo actuábamos.

PD: no se si lo comente en otro post pero el primer corto se llama Autopista Hacia El Infierno.
PD2: las fotos las sacó Víctor y se las he robado vílmente de su blog jeje